Curso de Joyería – Entre latón y feldespato

Durante el mes de mayo hemos disfrutado de un cursillo de joyería bajo la tutela de Toni Sánchez.

Nuestros trabajos de pasta roja, mimbre, pequeñas lozas de los testeros talaveranos o de Puente, las “brillantes gotas de Julieta” se han visto vestidas por el metal dorado.

Alianzas y jaulas dan lugar a anillos y broches que serán lucidos con orgullo y  alegría en las noches frescas del verano.

Las manos han hecho realidad la joyas dibujadas en nuestras mentes: la piedra encontrada y guardada con nostalgia, el fósil de aquella excursión a la prehistoria, las pruebas en los talleres de la Escuela de las que nos enamoramos, el trocito de aquella taza antigua donde desayunaba el abuelo,  TODO  es válido y entrañable.

El latón, nuevo material, dócil con las herramientas adecuadas, buen compañero para nuestro barro ha abierto una puerta llena de posibilidades.

Gracias Toni por tu paciencia y maestría. Gracias Julieta por hacerlo posible.