Residencias artísticas – Pepe Otero Oleiro

pepe_otero01Después de conocer la Escuela de Arte de Talavera, cursé solicitud para poder estar un tiempo en ella. Tenía claro que esta estancia resultaría de gran utilidad en mi trabajo de alfarería. El centro me aportaría unos conocimientos que me resultarían útiles para aplicar a mis productos.

Concedida esta estancia, y con un mes en la Escuela, puedo resumir mi experiencia de forma simple: HE REDESCUBIERTO LA CERÁMICA.

Cuando vine a Talavera lo hice con intención de integrar la decoración en mi trabajo. Pero descubro en la Escuela NUEVOS HORIZONTES, y OTRAS FORMAS DE CREAR E INTERPRETAR LA CERÁMICA. Mi objetivo varía, no es un cambio puntual, es una NUEVA CONCEPCIÓN DE LA CERÁMICA.

Esta REVOLUCIÓN surge simplemente con pasearse por la escuela…las piezas que se ven son distintas a las que yo acostumbro a ver; estas tienen expresión, personalidad, ritmo, textura, color,… tienen algo más,…,”Eso” es lo que yo tengo que explorar y descubrir.

pepe_otero02Motivos como el día a día, la tradición, el entorno, y otros, acaban por encasillarnos en nuestra rutina, reflejándose esta en el producto que también se vuelve rutinario. El estar en la escuela, me da la posibilidad de ver la cerámica desde otras perspectivas, las que tienen especialistas en campos para mí inexplorados o desconocidos. Se produce así la apertura de lo que podría llamar “abanico cerámico”, con campos a los que difícilmente accedería si no estuviesen todos concentrados en este centro.

Con todo lo dicho resulta evidentemente que el cambio no puede ser sólo algo “superficial” en mis piezas; tiene que tratarse de un cambio en la “filosofía cerámica” un análisis de la esencia misma del objeto elaborado.

No quiero dejar pasar esta oportunidad sin agradecer a todos los profesores y alumnos de la escuela, no solamente que me hayan hecho cómplices de sus conocimientos, sino también de un cachito de sus vidas. Quedo a la espera de poder devolver tanta generosidad.

Pepe Otero Oleiro